martes, junio 12, 2018

Regina Caelis, Sancta Mater Dei, ora pro nobis.

 Ni todas las marchas del mundo, ni todos los pañuelos del mundo, ni todas las firmas juntadas, ni todos los debates y votaciones habidas y por haber, ni todo el pretendido poder del mundo.
Solo tú, Señora y Madre de todo lo creado, por imperio y designio de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, Dios y Rey, tienes el Real Poder de librarnos de esta horrenda matanza, cuya realización sumirá a la Argentina en el más triste, doloroso, aunque justo, castigo del Cielo. Tenemos los gobernantes que merecemos, dice Santo Tomás.
Hagamos, por primera vez, lo único que realmente puede efectivamente torcer la realidad contra todo esperanza.
Tantas idioteces se viralizan! Hagamos, intentemos, probemos una vez, viralizar algo ÚTIL, este único remedio sempiterno. Hoy la Patria lo necesita. Las familias lo necesitan.
En el día de hoy, recemos a Nuestra Señora, solos o juntos, en casa o en alguna Iglesia, o frente a alguna imagen Suya en público, Su Santo Rosario, en desagravio por nuestros pecados y los del mundo contra Su Inmaculado Corazón, y para pedirle su inefable intercesión ante su Hijo, Dios, contra este nefasto, salvaje y satánico proyecto de ley.
Viralicen! Compartan! Que se corra la publicación. HOY ARGENTINA REZA EL ROSARIO A LA VIRGEN INMACULADA.
Regina Caelis, Sancta Mater Dei, ora pro nobis.

martes, mayo 22, 2018

El Papa nombró arzobispo de Mendoza a Mons. Marcelo Colombo



Martes 22 May 2018 | 07:00 am
Buenos Aires (AICA): El Sumo Pontífice, Francisco, promovió a la sede arzobispal de Mendoza a monseñor Marcelo Daniel Colombo, actualmente obispo de La Rioja. La información fue publicada simultáneamente en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo el encargado de negocios de la nunciatura apostólica, monseñor Vincenzo Turturro, a través de la agencia AICA.
El Sumo Pontífice, Francisco, promovió a la sede arzobispal de Mendoza a monseñor Marcelo Daniel Colombo, actualmente obispo de La Rioja.

La información fue publicada simultáneamente en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo el encargado de negocios de la nunciatura apostólica, monseñor Vincenzo Turturro, a través de la agencia AICA.

La arquidiócesis de Mendoza había quedado vacante el 8 de diciembre de 2017 por la inesperada muerte del arzobispo, monseñor Carlos María Franzini. Inmediatamente el Santo Padre designó Administrador Apostólico de Mendoza (sede vacante) al obispo auxiliar monseñor Dante Gustavo Braida.

Monseñor Colombo será el sexto arzobispo de Mendoza y séptimo diocesano de la sede mendocina.

Datos biográficos de Mons. Marcelo Daniel Colombo
Nació en Buenos Aires el 27 de marzo de 1961. Concluidos sus estudios primarios y secundarios en el colegio San Francisco de Sales en Buenos Aires, cursó los estudios de Derecho en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde se recibió de abogado en 1989.

Inició sus estudios teológicos en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires y los concluyó en el Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos de Quilmes (CEFITEQ).

Recibió la ordenación sacerdotal en la catedral de la Inmaculada Concepción de Quilmes, el 16 de diciembre de 1988, de manos de monseñor Jorge Novak SVD, obispo de Quilmes. Prosiguió sus estudios y en 1994 logró el doctorado en Derecho Canónico en la Universidad Santo Tomás de Aquino (Angelicum) de Roma.

Apenas ordenado en 1988 integró el equipo de Formadores del Seminario Diocesano de Quilmes. En 1990 fue nombrado rector del preseminario. En 1991 integró el Consejo Presbiteral y desde 1995 el de Pastoral. En 1995 asumió el cargo de vicerrector del seminario diocesano y un año después fue nombrado rector.

Fue director de Encuentros Matrimoniales (1997), miembro del Consejo para las Órdenes (2000), asesor legal y técnico de la Curia (2001), provicario para la Educación (2002), delegado episcopal para la Universidad Católica de La Plata, miembro del Colegio de Consultores (2004), asistente del Secretariado para la Familia (2005), vicario episcopal para la Evangelización (2007), y párroco de la catedral de la Inmaculada Concepción de Quilmes (2009).

El 8 de mayo de 2009 el papa Benedicto XVI lo eligió obispo de Orán y fue consagrado en la catedral de Quilmes, el 8 de agosto de 2009, por monseñor Luis Teodorico Stöckler, obispo de Quilmes, y los coconsagrantes monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta y monseñor Jorge Rubén Lugones SJ, obispo de Lomas de Zamora. Tomó posesión e inició su ministerio pastoral como sexto obispo de Orán el 22 de agosto de 2009.

El 9 de julio de 2013 el papa Francisco lo trasladó a la diócesis de La Rioja, de la que tomó posesión e inició su ministerio pastoral como séptimo obispo de La Rioja el 7 de septiembre de 2013.

En la Conferencia Episcopal es vicepresidente segundo de la Comisión Ejecutiva para el período 2017-2020.Su lema episcopal es: "Conságralos en la verdad"

La arquidiócesis de Mendoza
Creada como diócesis el 20 de abril de 1934 por el papa Pío XI, fue elevada a arquidiócesis el 10 de abril de 1961 por el papa San Juan XXIII. Comprende los departamentos de Capital, Godoy Cruz, Guaymallén, Junín, La Paz, Las Heras, Lavalle, Luján de Cuyo, Maipú, Rivadavia, San Carlos, San Martín, Santa Rosa, Tunuyán y Tupungato, de la provincia de Mendoza, con una superficie de 63.839 kilómetros cuadrados y una población de 2.276.749 habitantes, de los cuales se estima que el 80 por ciento son católicos.

La arquidiócesis cuenta con 70 parroquias; 169 sacerdotes, de los cuales 94 diocesanos y 72 religiosos; 63 diáconos permanentes; 174 religiosas y 182 centros educativos de la Iglesia.

El primer obispo de Mendoza fue Mons. José Aníbal Verdaguer y Corominas (1935-1940). Falleció el 19 de julio de 1940.

Lo sucedió Mons. Alfonso María Buteler (1940-1973). El 10 de abril de 1961 al ser elevada la sede episcopal a la categoría de arquidiócesis, monseñor Buteler fue promovido a arzobispo. Murió el 30 de setiembre de 1973.

El segundo arzobispo (y tercer obispo diocesano) de Mendoza fue Mons. Olimpo Santiago Maresma, quien el 7 de diciembre de 1965 fue designado por Pablo VI obispo auxiliar; el 8 de marzo de 1967 administrador apostólico "sede plena" de la arquidiócesis de Mendoza, y el 6 de abril del mismo año se hizo cargo del gobierno de la sede mendocina. Fue designado arzobispo de Mendoza el 30 de octubre de 1974. Murió el 3 de julio de 1979.

Lo sucedió como tercer arzobispo (cuarto obispo diocesano) Mons. Cándido Genaro Rubiolo (1979-1996).

Cuarto arzobispo (quinto obispo diocesano) de Mendoza fue Mons. José María Arancibia (1996-2012).

El quinto arzobispo (sexto diocesano) fue Mons. José María Franzini (1913-2017). Falleció el 8 de diciembre de 2017.

Mons. Marcelo Daniel Colombo será el sexto (séptimo diocesano) arzobispo de Mendoza.+

martes, mayo 01, 2018

San José, Obrero

1 de mayo
                                                              

Hoy la Iglesia recuerda, en el día de los trabajadores, a san José, obrero.
Pablo VI se ha expresado al respecto: "Vosotros, los hijos del trabajo, que durante siglos habéis sido los esclavos de la labor, buscad a aquel que declara que la vida es sagrada, que el obrero es libre de las cadenas que la primacía del materialismo y del egoísmo económico ha soldado no sólo en torno de los puños de los trabajadores, sino en torno de su corazón y de su espíritu... Buscad un principio, una razón que haga a los hombres iguales, solidarios entre sí, y que les devuelva la fraternidad. Y ello no en el odio contra otros hombres... Ya que todos viven en una comunidad natural, que traten de formar una sociedad humana y que sientan la grandeza de ser un pueblo". 

El mundo humano es el mundo del trabajo, hecho por la inteligencia, a través de las manos que en medio de la naturaleza señalaron el camino del progreso y la cultura. Dios concedió manos a otras especies, pero sólo a la mano del hombre le dio el carácter de herramienta. Toda la técnica sobre la cual se asienta la civilización es prolongación de esa mano que Dios otorgó al hombre.
Hoy celebramos al padre nutricio de Jesús, justo y humilde carpintero de Nazaret, que pasa la vida no sólo en la meditación y la oración, sino también en las fatigas de su artesanía. José es el símbolo de la prudencia, del silencio, de la generosidad, de la dignidad y de la aplicación en el trabajo; también lo es de los derechos y de los deberes respecto del trabajo.
San José fue un auténtico obrero en el pleno sentido de la palabra, y el único hombre que compartió con el Hijo de Dios la tarea de todos los días.
Recordamos hoy a todos los trabajadores de nuestra patria y del mundo, pidiendo al cielo para que sean instrumento de paz, de evangelización, de serena inteligencia, de valor y de confianza en sí mismos, de esperanzas de bien y de fervientes voluntad, dignos y sin retaceos en la hermandad de los hombres. Hoy la Iglesia recuerda, en el día de los trabajadores, a san José, obrero.

Juan Pablo II enseña que los hombres descubren pronto la cruz en su trabajo; precisamente por ello el esfuerzo humano es redentor, pues Cristo lo ha unido a su pasión: también él fue obrero y predicó su evangelio del trabajo conociendo íntimamente esta realidad que tiene por protagonistas a todos los hombres y mujeres del mundo.

Otros Santos cuya fiesta se celebra hoy: Nuestra Señora de Estíbaliz. Santos: Jeremías, profeta; Amador, Asaf, obispos; Orencio, Paciencia, Columba, Anonimata, Andéolo, Segismundo, rey, mártires; Peregrino, Isidora, Arnulfo, Cariulfo, Domardo, Ricardo Pampuri, confesores; Grata, viuda. 

martes, abril 03, 2018

El Pastor Resucitado no se cansa de buscarnos

“Cristo, que ha vencido las tinieblas del pecado y de la muerte, dé paz a nuestros días”, es el tweet del Papa Francisco para este 3 de abril, Martes de la Octava de Pascua, publicado en su cuenta oficial de Twitter, @Pontifex; tweet que además se inspira en su Mensaje Urbi et Orbi de la Pascua del año pasado.



Un 16 de abril de 2017, los cristianos de todas las confesiones celebrábamos juntos la Pascua. A pesar de la difícil situación que atravesaba el mundo, resonaba a una sola voz en toda la tierra el anuncio más hermoso: «Era verdad, ha resucitado el Señor». Él, que ha vencido las tinieblas del pecado y de la muerte, afirmaba el Pontífice, dé paz a nuestros días.

El Pastor Resucitado no se cansa de buscarnos

El Papa Francisco en su Mensaje a los pueblos de la tierra recordaba el asombro del anuncio de la resurrección de Cristo y el significado de la antigua fiesta de Pascua, memorial de la liberación de la esclavitud del pueblo hebreo, que alcanza su cumplimiento con la resurrección.
“Y hoy podemos proclamar – afirmaba el Papa – «Ha resucitado el Buen Pastor que dio la vida por sus ovejas y se dignó morir por su grey. Aleluya». En toda época de la historia, el Pastor Resucitado no se cansa de buscarnos a nosotros, sus hermanos perdidos en los desiertos del mundo… También hoy, él toma sobre sus hombros a tantos hermanos nuestros oprimidos por tantas clases de mal”.
El Pastor Resucitado precisaba el Obispo de Roma, va a buscar a quien está perdido en los laberintos de la soledad y de la marginación. El Pastor Resucitado se hace compañero de camino de quienes se ven obligados a dejar la propia tierra a causa de los conflictos armados, de los ataques terroristas, de las carestías, de los regímenes opresivos. A estos emigrantes forzosos, precisaba el Papa, les ayuda a que encuentren en todas partes hermanos, que compartan con ellos el pan y la esperanza en el camino común.

El Señor Resucitado guíe los pasos de la historia

Pero también, el Papa Francisco evidenciaba que el mundo estaba atravesando, al igual que ahora, momentos complejos y dramáticos y por ello pedía que, el Señor Resucitado guíe los pasos de quien busca la justicia y la paz; y done a los representantes de las Naciones el valor de evitar que se propaguen los conflictos y de acabar con el tráfico de las armas.
En sus oraciones, el Pontífice pedía por “la amada y martirizada Siria, víctima de una guerra que no cesa de sembrar horror y muerte”. Por la paz en todo el Oriente Medio, especialmente en Tierra Santa, como también en Irak y Yemen. Por los pueblos de Sudán del Sur, de Somalia y de la República Democrática del Congo, que padecen conflictos sin fin, agravados por la terrible carestía que está castigando algunas regiones de África. Por los pueblos de América Latina, para conseguir el bien común de las sociedades, tantas veces marcadas por tensiones políticas y sociales, que en algunos casos son sofocadas con la violencia. Que el Buen Pastor, agregaba el Papa,  ayude a Ucrania, todavía afligida por un sangriento conflicto, para que vuelva a encontrar la concordia y acompañe las iniciativas promovidas para aliviar los dramas de quienes sufren las consecuencias.
Una oración por los pueblos de la tierra que terminaba pidiendo esperanza para cuantos atraviesan momentos de dificultad, especialmente a causa de la gran falta de trabajo sobre todo para los jóvenes. Que también hoy, “resuene a una sola voz en toda la tierra el anuncio más hermoso: «Era verdad, ha resucitado el Señor». Él, que ha vencido las tinieblas del pecado y de la muerte, dé paz a nuestros días”.

jueves, marzo 29, 2018

Papa: “El Señor eligió ser alguien cercano a su pueblo”

“Es la pedagogía de la encarnación, de la inculturación; no sólo en las culturas lejanas, sino también en la propia parroquia, en la nueva cultura de los jóvenes”. Lo recordó el Santo Padre en su homilía de la Misa Crismal celebrada esta mañana en la Basílica de San Pedro
María Fernanda Bernasconi – Ciudad del Vaticano
“Al leer los textos de la liturgia de hoy me venía a la mente, de manera insistente, el pasaje del Deuteronomio que refiere la cercanía de Dios y nuestra cercanía apostólica”. Lo dijo el Papa Francisco al comenzar su homilía en el inicio del Triduo Pascual de este año, que empieza, precisamente, con la solemne celebración de la Santa Misa Crismal.
Dirigiéndose a los queridos hermanos, y de modo especial a los sacerdotes de la diócesis de Roma y de las demás diócesis del mundo el Santo Padre explicó que en este texto del profeta Isaías contemplamos al enviado de Dios ya “ungido y enviado”, en medio de su pueblo, cercano a los pobres, a los enfermos, a los prisioneros... y al Espíritu que “está sobre él”, que lo impulsa y lo acompaña por el camino.

Hoy se ha cumplido esta Escritura que acaban de oír
“También en el Salmo 88 – prosiguió – vemos cómo la compañía de Dios, que ha conducido al rey David de la mano desde que era joven y que le prestó su brazo, ahora que es anciano, toma el nombre de fidelidad: la cercanía mantenida a lo largo del tiempo se llama fidelidad”. Mientras en el Apocalipsis – dijo también el Papa – nos acerca, hasta que podemos ver “al Señor que siempre está viniendo”.
De ahí que la alusión a que “lo verán los que lo traspasaron” nos hace sentir que siempre están a la vista las llagas del Señor resucitado, siempre está viniendo a nosotros el Señor si nos queremos “hacer próximos” en la carne de todos los que sufren, especialmente de los niños.
Por último en la imagen central del Evangelio de hoy, el Pontífice destacó que “contemplamos al Señor a través de los ojos de sus paisanos que estaban fijos en él”. Sí, porque “Jesús se alzó para leer en su sinagoga de Nazaret. Le fue dado el rollo del profeta Isaías. Lo desenrolló hasta que encontró el pasaje del enviado de Dios. Y terminó estableciendo la cercanía tan provocadora de esas palabras: “Hoy se ha cumplido esta Escritura que acaban de oír”.

Jesús quiso ser un evangelizador, un predicador callejero

Tras comentar que Jesús encuentra el pasaje y lee con la competencia de los escribas, si bien quiso ser un “evangelizador”, “un predicador callejero”, el “portador de alegres noticias” para su pueblo, el Papa se refirió a esta “gran opción de Dios”, a saber: que el Señor eligió ser alguien cercano a su pueblo.

Curas callejeros

El Santo Padre explicó además que “la cercanía es más que el nombre de una virtud particular, es una actitud que involucra a la persona entera, a su modo de vincularse, de estar a la vez en sí mismo y atento al otro.  Así es un sacerdote cercano, que sabe encontrar una palabra para cada uno; que habla con todos, chicos, grandes, pobres o con los que no creen... Curas cercanos, que están y que hablan con todos... En una palabra: “Curas callejeros”.

La verdad es fidelidad

Sin embargo el Pontífice hizo notar que aún nos falta incorporar más el hecho de que la cercanía es también la clave de la verdad.  
En cuanto al hecho de acudir a María, Madre de los sacerdotes, el Papa Francisco sugirió invocarla como “Nuestra Señora de la Cercanía”. O sea, como una verdadera madre que camina con nosotros, lucha con nosotros y derrama incesantemente la cercanía del amor de Dios, de modo tal que nadie se sienta excluido.
Por esta razón, al final de su homilía, el Papa Bergoglio sugirió a los sacerdotes meditar tres ámbitos de cercanía sacerdotal en los que estas palabras: “Hagan todo lo que Jesús les diga” deben resonar – de mil modos distintos pero con un mismo tono materno – en el corazón de las personas con las que hablamos: el ámbito del acompañamiento espiritual, el de la confesión y el de la predicación.

Nuestra Señora de la Cercanía

Le pedimos a María, “Nuestra Señora de la Cercanía” – concluyó diciendo el Pontífice en su homilía – “que nos acerque entre nosotros” y, a la hora de decirle a nuestro pueblo que “haga todo lo que Jesús le diga”, nos unifique el tono, para que en la diversidad de nuestras opiniones, se haga presente su cercanía materna, esa que con su “sí” nos acercó a Jesús para siempre.



PAPA FRANCISCO CELEBRA EL JUEVES SANTO CON LOS PRESIDIARIOS DE LA CÁRCEL REGINA COELI DE ROMA
Por la cuarta vez en cinco años de pontificado, el Papa Francisco eligió una cárcel para realizar el rito del Lavatorio de los pies. Este año 2018 el Pontífice visitó la cárcel romana “Regina Coeli”.