RUEGUEN POR NOSOTROS

RUEGUEN POR NOSOTROS

lunes, octubre 23, 2017

P. Juan Schiavo


Sacerdote

En Caxias do Sul, Brasil, Venerable Juan Schiavo, Sacerdote profeso de la Congregación de San José (Josefinos de Murialdo) († 1967)
Breve Biografía

El Padre Juan Schiavo, nació en Sant’Urbano, un pequeño pueblo en las colinas de Montecchio Maggiore (Vicenza) el 8 de julio de 1903.
Fue educado según los principios de la vida cristiana y su familia y la Iglesia fueron los protagonistas de su formación. Todas sus prédicas fueron fuertes y profundas. Pidió para ser misionero y fue enviado a Brasil, llegando el día 5 de setiembre de 1931 a Rio Grande do Sul a Jaguarao.
Durante 1935 y 1936 el Padre Juan Schiavo fue director de la escuela y párroco en Galópolis.
Luego, en 1940 fue iniciador de la Escuela Normal Rural Murialdo y en 1941 funda el Seminario Josefino de Fazenda Souza, municipio de Caxias do Sul y es el primer director de esa obra que marcaría sucesivas generaciones de vocacionados hasta nuestros días.
Sus pensamientos cuando quería dar inicio a alguna obra importante eran: DONACIÓN, SACRIFICIO Y ORACIÓN.
¡Cuántas noches de vigilia pasadas rezando a los pies de Jesús Eucarístico!


Es maestro espiritual de evangelizados y evangelizadores, predicador, profesor, maestro de novicios, fundador y director del Seminario provincial hasta llegar a la plenitud del carisma del Fundador, transformándose en un Josefino ejemplar, verdadero imitador de San Leonardo Murialdo.
Fundó, también, el Abrigo de Menores que es el actual Centro Técnico Social. Esta obra fue pensada teniendo en mente los “Artigianelli”, o sea, Los Artesanitos, casa madre de Turín. Proyectó una labor semejante con internado, escuela y diversas habilitaciones profesionales, siguiendo el lineamiento primero de la Congregación.
Continuó  realizando fundaciones semejantes y sirviendo a todos por igual.
Ha dejado recuerdos imborrables y ha sido un ejemplo de vida. En la actualidad y desde el día de su muerte -ocurrida el 27 de enero de 1967, en Caxias do Sul- comenzó la peregrinación hacia su tumba, y según los amigos y devotos que a él acuden, muchas gracias han sido alcanzadas por intercesión de aquel que pasó por la vida sirviendo y amando a todos sin distinción.
A la vista de su reputación de santidad sin cambios, los Josefinos de Murialdo introdujeron la causa de beatificación, misma que concluyó el pasado 1 de diciembre de 2016 cuando el Santo Padre Francisco autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos la promulgación del decreto reconociendo un milagro atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Giovanni (Juan) Schiavo luego de que los consultores emitieran una opinión positiva.
El milagro hace referencia a la curación inexplicable de  Juvelino Carra, que en octubre de 1997 llegó al hospital Saúde de Caxias do Sul sufriendo un dolor intestinal agudo, se le diagnosticó una peritonitis severa, dictamen que fue confirmado mediante pruebas de laboratorio y se programó una cirugía de emergencia. Después de abrir el abdomen, el cirujano descubre una trombosis aguda en la arteria mesentérica superior en toda el área del intestino delgado, al ver aquello los médicos desistieron de la intervención y lo llevaron a terapia intensiva para esperar su inminente muerte.
La esposa tomó una estampita con la imagen y oración del padre Juan Schiavo y comenzó a rezar y a pedir su sanación. Una semana después, el hombre fue dado de alta sin problemas ni secuelas.
Después de 12 años de ocurrida esta curación, durante el proceso investigativo sobre el presunto milagro, las evaluaciones del personal médico del Vaticano confirmaron el normal estado de la salud de Juvelino.

El sábado 4 de febrero la Santa Sede confirmó la fecha de la beatificación del Siervo de Dios, P. Joao Schiavo, sacerdote de la Congregación de los Josefinos de Murialdo que vivió durante 35 años en Brasil.

La celebración se llevará a cabo el 28 de octubre de 2017 en el municipio brasileño de Caxias do Sul y será presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato.

De acuerdo al sitio web de la diócesis de Caxias do Sul, el postulador de la causa de beatificación, el P. Orides Ballardin, consideró que el proceso fue relativamente rápido.

"Todo comenzó en 2001. Recientemente se celebró el 50 aniversario de la muerte del P. Joao Schiavo y, dentro de poco, se cumplirán los 20 años del milagro reconocido cuando se realice la beatificación, en el mes de octubre", expresó.

La celebración de beatificación es organizada por la Congregación de las Hermanas Murialdinas de San José y la Congregación de los Josefinos de Murialdo. También se suma la Asociación de Amigos del P. John Schiavo y el apoyo de los feligreses de la comunidad caxiense.


Se espera que miles de fieles procedentes de todo Brasil y el extranjero asistan a la ceremonia. De acuerdo con la difusora de la devoción al P. Schiavo, la religiosa Leda Borelli, explicó que dos aviones llegarán desde Argentina donde están presentes los Josefinos y Murialdinas.

El decreto del milagro atribuido al P. John Schiavo fue autorizado por el Papa Francisco en diciembre del año pasado. El milagro fue la curación de Juvelino Carra, que sufría de un problema intestinal grave y sin cura.

Ante esta noticia, la esposa de Juvelino se agarró fuertemente a una imagen del P. Joao Schiavo y le dijo: "Padre Joao, debe curar a mi marido, le debe ayudar, se le debe llevar a casa".

Con las oraciones llegó rápido la curación de su esposo, que para sorpresa de los médicos y familiares, comenzó a mostrar signos de mejora. En siete días fue dado de alta sin presentar problemas o secuelas.

Después de 12 años de ocurrido el hecho, durante el procedimiento sobre el presunto milagro, las evaluaciones del personal médico del Vaticano confirmaron el estado normal de salud de Juvelino.

Su historia

Nacido en Sant'Urbano de Montecchio Maggiore, Italia el 8 de julio de 1903, el Padre. Schiavo tiene gran devoción, sobre todo en el sur de Brasil, donde desarrolló su trabajo misionero.

El P. Joao Schiavo nació en Italia el 8 de julio de 1903. Desde muy temprana edad expresó su deseo de ser sacerdote y dio el primer paso al unirse a la Congregación de los Josefinos de Murialdo, donde hizo su primera profesión en 1919.


Fue ordenado sacerdote el 10 de julio de 1927, a los 24 años. Cuatro años más tarde, se dio cuenta de que también añoraba ser misionero.

Obediente a sus superiores fue enviado a Brasil, donde llegó el 5 de septiembre de 1931 y en pocas semanas viajó a Caxias do Sul para encargarse de formación de los candidatos a la Congregación de los Josefinos de Murialdo.

Desde su llegada en suelo brasileño el P. Schiavo desarrolló una intensa actividad profesional y fue el primer maestro de novicios de la misión Josefina. Además, fundó varias obras para el beneficio de los niños y jóvenes pobres.

Entre 1947 y 1956 fue el primer Superior Provincial de los Josefinos en Brasil. Y después de su retiro, siguió prestando servicio a su congregación y a las Hermanas Murialdinas de San José.

La salud del P. Schiavo se deterioró a fines de noviembre de 1966 y murió el 27 de enero de 1967. Cuando falleció ya se había extendido su fama de santidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario